"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

lunes, 31 de julio de 2017

Testimonios de Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús

“Dios se vale de instrumentos pequeños”. Esta frase de Santa Magdalena Sofía me ha acompañado en mis treinta años de trabajo pastoral con adolescentes y jóvenes. Estos treinta años  han sido siempre un reto de superación, en el día a día, con la  conciencia de que el Señor me ha elegido como instrumento insignificante. Desde los primeros años de mi vida religiosa he sentido la necesidad y la llamada de testimoniar la alegría del Evangelio y el privilegio que supone el haber sido elegida, por el Señor Jesús, para seguirle más de cerca en la vida religiosa.  Nunca me he sentido satisfecha con mi trabajo pastoral y en la medida de mis posibilidades siempre he buscado dar respuesta a las preguntas y retos de  que se me planteaban. Hace unos diez años tuve la intuición de que el tener en nuestros centros educativos unos grupos juveniles donde poder ofrecer acompañamiento a nivel humano en la fe desde el carisma de Santa Magdalena Sofía era una respuesta válida a las necesidades de los chicos y chicas con los que me relacionaba a diario. Gracias al trabajo en equipo de un pequeño grupo de religiosas y seglares nacieron los Grupos Barat en nuestros colegios.
Siento una gran alegría al pensar que una de las formas en la que  el carisma de Santa Magdalena Sofía sigue vivo y se transmite a otras generaciones, es a través de los Grupos Barat.


Trinidad Álvarez rscj 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog