"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

lunes, 17 de julio de 2017

Testimonios de Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús

 MISIÓN
“vivir y servir con sentido”.

Cuando pienso en mi misión educadora me viene a la mente la acción, pero no sólo la acción como parte esencial de la dimensión profética de la vida religiosa, sino también como manera de anunciar y de vivir el Evangelio. Siento que toda acción a favor de la justicia, la paz y la creación va fluyendo de la dimensión contemplativa de la propia vida. La palabra solidaridad tiene muchas connotaciones, pero quiere decir, al final, acompañar, estar unida con. A lo largo de mi historia como religiosa, he podido estar en lugares donde se toca el sufrimiento humano en todas sus dimensiones. Inmigrantes que buscan una oportunidad en nuestro país, mujeres que, como última alternativa, se sienten abocadas a la prostitución para sacar adelante a sus hijos, niñ@s con necesidades educativas y sin familias que les procuren un  apoyo… Todo ello, me es  una invitación  a vaciarme de algunos privilegios y a despojarme de ciertos derechos para que el Espíritu me pueda mover o utilizar… Mi experiencia de vivir y trabajar con personas que sufren me está enseñando a estar en equilibrio: vivir inserta en, pero no absorbida por. Actualmente estoy como educadora en una UEC (Unidad de Escolarización Compartida) con jóvenes  cuyo proceso educativo obligatorio ha sido truncado, ya  por alto grado de absentismo, por drogas, procesos judiciales, abandono familiar… Jóvenes que cada día esperan de una manera u otra a ser queridos, valorados, tenidos en cuenta. También con mi presencia en el CIE de Barcelona toco realidades sufrientes de personas que son devueltas a sus países de origen y cuyos sueños de tener una vida mejor quedan frustrados. Cada vez más, soy consciente de que realmente el AMOR, el cariño, la cercanía es lo que ayuda a  superar barreras, a dignificar a la persona y hacerla más humana.  
Mots Prats rscj.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog