"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

viernes, 29 de enero de 2016

III Encuentro de catequistas de los colegios del Sagrado Corazón... buscando juntos cómo llevar el Evangelio a nuestros grupos.


Buscar juntos, acompañar y acompañarnos…
Eso hemos estado haciendo el fin de semana pasado 24 catequistas de los colegios del Sagrado Corazón en Madrid… Hemos compartido un día y medio de formación, de experiencias, de preguntas y reflexión, de oración y de encuentro.

En torno a la pregunta “¿Cómo llevar el evangelio a nuestros niños y jóvenes hoy?”, hemos tenido un día dinámico de formación en el que nos hemos parado en el “Qué” (nuestra misión, nuestro proyecto), en el “Quiénes” (como definimos el perfil de un catequista y cómo nos vamos situando ahí y qué características, necesidades, fortalezas y deseos tienen los chic@s de nuestros grupos). También hemos dedicado espacio al “Cómo” llevar la Buena Noticia del Evangelio a nuestros grupos. Hemos ahondado también en nuestra identidad como catequistas del Sagrado Corazón con un Carisma concreto…

Hemos tomado conciencia de la fuerza de las emociones más allá de las palabras y nos hemos planteado la necesidad de proponer experiencias de Encuentro, atrevernos como catequistas a salir de nuestra “zona de confort” para abrirnos y buscar nuevos modos de acompañar.

Como catequistas en esta familia del Sagrado Corazón acompañar desde la relación cercana, creciendo con nuestros grupos en una relación recíproca, abiertos al mundo y comprometidos con él para hacerlo mejor y más habitable para todos. Y como dice el Papa Francisco en la  Evangelii Gaudium:

“Todos estamos llamados a crecer como evangelizadores […] En cualquier caso todos somos llamados a ofrecer a los demás el testimonio explícito del amor salvífico del Señor, que más allá de nuestras imperfecciones nos ofrece su cercanía, su Palabra, su fuerza, y le da un sentido a nuestra vida. Tu corazón sabe que no es lo mismo la vida sin Él; entonces eso que has descubierto, eso que te ayuda a vivir y que te da una esperanza, eso es lo que necesitas comunicar a otros”. EG 21

Gracias a todos por vuestra labor cotidiana y gracias por ¡amar lo que hacéis!

Paqui Rodríguez, rscj 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog