"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

viernes, 14 de agosto de 2015

Sueños de los que aprendemos...

En medio de las actividades de voluntariado del verano nos siguen llegando ecos, experiencias y la alegría honda de que hay encuentros que nos enseñan y nos invitan a soñar un mundo mucho mejor para todos/as.

"...Me resulta importante compartirnos mutuamente la palabra, más que nuestras lenguas. Compartirnos la experiencia de vida, mirarnos y reconocernos en igualdad de condiciones dado que todos somos seres humanos. Saludarnos, mostrarnos fotos de nuestras familias, escucharnos, hablar de lo que nos hace felices y de lo que no, de nuestros proyectos, países, de nuestros sueños…

Hoy Leila compartió su sueño y contó que le gustaría estudiar en la universidad para ser la administradora de una empresa. Luego, Jamid, dijo que no tenía sueños. A continuación Ioaquín dijo que su sueño era ser el presidente de la empresa de Leila. Y entonces, Jamid intervino y dijo que él ahora tenía un sueño…trabajar en esa empresa.

Aprendí que de eso se trata, de encontrarnos y soñar juntos, en árabe, francés, castellano o cualquier lengua. Se trata de compartir y cada uno aprender lo que necesita aprender, y reconocer así, la experiencia como saber, sin darle más trascendencia a una que a otra.

Aprendí a detenerme, y mirar-me con otra lupa.

Aprendí, como decía Descartes, que lo poco que aprendí hasta ahora, es nada en relación a lo que no me entusiasma aprender, es nada en relación a lo que desconozco.

Aprendí a regalar palabras y recibir a cambio ideas maravillosas.

Aprendí a sembrar esperanza, regarla con ilusión y cultivarla en abundancia, tal como lo hacen los inmigrantes africanos cada día en sus trabajos, en sus vidas, en sus proyectos. 

Pero por sobre todas las cosas, aprendí que…

“ una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta” 
Haruki Murakami


Muchas gracias a cada ser humano que transita Bantabá, desde las ideas o desde el hacer…

Clara Amor (Argentina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog