"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

martes, 7 de abril de 2015

Buscando las causas...(reflexión JPIC 3)

Hoy como ayer, en la raíz de la esclavitud se encuentra una concepción de la persona humana que admite el que pueda ser tratada como un objeto. Cuando el pecado corrompe el corazón humano, y lo aleja de su Creador y de sus semejantes, éstos ya no se ven como seres de la misma dignidad, como hermanos y hermanas en la humanidad, sino como objetos. La persona
humana, creada a imagen y semejanza de Dios, queda privada de la libertad, mercantilizada, reducida a ser propiedad de otro, con la fuerza, el engaño o la constricción física o psicológica; es tratada como un medio y no como un fin.

Junto a esta causa ontológica rechazo de la humanidad del otro hay otras que ayudan a explicar las formas contemporáneas de la esclavitud.  (Del Papa Francisco)


Y si miramos a nuestro alrededor, dentro de nosotros mismos...¿Qué hay de falta de libertad?
¿Cómo podemos definir nosotros esas "causas"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog