"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

martes, 30 de septiembre de 2014

Los coordinadores de los Grupos Barat con la misma fuerza de siempre...

...se ponen en marcha planificando juntos/as el año y compartiendo la situación, logros, retos, pasos que se van dando en los Grupos de cada uno de los colegios.

El sábado pasado, día 27 de septiembre, se reunieron en Madrid (Chamartín) coordinadores de los colegios de Granada, Aljarafe, y Torreblanca (Sevilla), Chamartín y Rosales (Madrid), Placeres (Pontevedra) y Besós (Barcelona),  con la misma ilusión de siempre, con el deseo de vivir en los Grupos también lo que muchos de los colegios viven como lema de este año: "Paso a paso, contigo".

Se concretaron los espacios de formación y encuentros de este año, tanto de niños como de animadores y compartieron cómo van empezando a caminar en este curso en los diferentes lugares.
Desde aquí ¡os acompañamos y animamos en esta tarea! Que sea un año donde se generen espacios de amistad y solidaridad, de encuentro con Jesús y de encuentro con los demás...poco a poco, paso a paso, con Él.


lunes, 29 de septiembre de 2014

Grupos Barat Placeres: Un campamento inolvidable


Los Grupos Barat de Placeres nos comparten en su blog lo que vivieron el grupo que participó en la convivencia de los Grupos Chispas en Santa María de Huerta el pasado mes de Julio. Lo tenéis aquí pinchando en el enlace.

Grupos Barat Placeres: Un campamento inolvidable


PASTORAL RSCJ EN OCTUBRE 2014

Días 10-12 : Jornadas de pjv de Confer: "La inquietud del AMOR. Vivir y proponer la vocación consagrada hoy".

 Tenéis toda la información en www.confer.es y en este blog pinchando en la imagen.

Día 19: Reunión del equipo de la Red de Pastoral.

Día 20: Celebramos el día de MATER.

Día 25: Escuela de animadores de los Grupos Barat en Sevilla.



martes, 23 de septiembre de 2014

La riqueza de compartir la propia vocación...

El equipo del proyecto de promoción vocacional propusimos un fin de semana para ayudar en la búsqueda, el discernimiento vocacional y dar a conocer la Sociedad el pasado 13 y 14 de Septiembre en la comunidad de Tetuán (Madrid).
Respondieron a la invitación dos chicas: una de ellas venía de Bilbao y la otra de Barcelona.
Dedicamos el fin de semana a rezar y reflexionar sobre la vocación como llamada y la Vida Religiosa. Hubo también espacios para compartir nuestra espiritualidad, la vida de la comunidad, nuestras historias vocacionales y nuestra misión apostólica.
Al terminar las dos participantes nos confirmaron en la necesidad de este tipo de propuestas, nos devolvieron la ayuda que les había supuesto en este momento del proceso y el asombro de la alegría con la que terminaron. Agradecieron mucho la disponibilidad y los múltiples detalles de la comunidad.
Hemos constatado la riqueza y el gozo de compartir la propia vocación, inquietudes… Y se nos ha acentuado la convicción de que tenemos algo muy valioso recibido para compartir. ¡Damos gracias a Dios por todo lo vivido!


Margarita Bofarull y  Fátima Santaló-Osorio

lunes, 22 de septiembre de 2014

"Los cristianos cuando rezáis, ¿Hacia dónde miráis?"


Hace unos meses fui a visitar a una familia marroquí que había tenido a las niñas en el colegio de Santa María de Huerta. Después de compartir un té con pastas caseras y hablar un rato, le pregunté por un papel que tenía pegado en la pared, una larga fila de números por la que sentí curiosidad. Me dijo que eran las horas de las oraciones (había al menos 30!!!!!!!!). Comenté que sabía que rezaban mirando a la Meca y algo de sus oraciones y del Ramadán, y una de las niñas, espontáneamente, me preguntó: "y vosotros, los cristianos, cuando rezáis, ¿hacia dónde miráis?" A mí, también espontáneamente, me salió: "no miramos hacia ningún sitio: miramos a Jesús en la cruz". Me sorprendió haber dado esa respuesta tan rápidamente, yo que soy tan secundaria, y, la verdad, me alegró. He dado muchas vueltas a esta conversación y me pregunto si de verdad, cuando rezo, lo hago mirando al Señor en la cruz, o curando, o hablando con una mujer, o a solas con el Padre... o lo hago "mirando" mis intereses, mis frustraciones, mis dificultades, mis planes... y aprovecho también para preguntarme si me dejo mirar por El, curar por El, compartir con El su relación con el Padre. "Mirarán al que traspasaron"

Ana Álvarez-Arenas, rscj

jueves, 18 de septiembre de 2014

"Descubriré caminos sin trazar..."


Somos un grupo de matrimonios y amigas  que desde hace cinco años venimos compartiendo unas enriquecedoras convivencias de profundización en nuestra vida interior.
Para ello, nos vamos cada año a pasar unos días en medio de la naturaleza. Nuestro primer encuentro fue haciendo el camino de Santiago y con el gozo que vivimos esta experiencia, hemos seguido juntándonos cada verano en distintos sitios, buscando siempre la naturaleza, porque lo que este grupo intenta es apreciar el don que Dios nos ha dado, contemplando, palpando y admirando su belleza (las aguas que fluyen por los ríos, sus altas montañas, los pájaros con sus vuelos y su trinar, las mariposas, el sol, el viento, la brisa, el silencio…) y con todo ello sentirte envuelto en el amor de Dios.
Tenemos una compañera de camino que hace posible todo esto. Es una religiosa del Sagrado Corazón, se llama Pepa y gracias a ella podemos disfrutar de esta experiencia. Nunca salimos a hacer senderismo sin antes haber tenido un rato de oración; ella nos marca un objetivo para meditar y reflexionar a lo largo del camino y luego por la tarde, al tratar el tema que nos ha preparado, nos descubre muchas cosas que nos hacen seguir adelante en nuestro propio camino de vida.
Cuando vivimos esta experiencia se nota que Dios está entre nosotros por la alegría y el compañerismo que sentimos. 
También, a pesar de la edad que tenemos (ya no somos unos niños), caminamos todos los días durante tres o cuatro horas subiendo y bajando montañas.
Este año hemos conocido la Alpujarra granadina, viviendo en el pueblo de Capileira, en pleno corazón de Sierra Nevada. Los caminos  de este año nos llevaron por unos senderos un  tanto intransitables. Ahora nos es imposible imaginar cómo pudimos atravesar todos estos parajes, eso sí, siempre entre anécdotas graciosas y risas. También son muy divertidos los ratos que pasamos preparando la comida, jugando a las cartas y, a veces, aprendiendo bailes.

El objetivo de este verano ha sido:

“Caminaré por sendas sin hacer,
 descubriré caminos sin trazar,
 y al avanzar yo mismo grabaré
 las sendas de mi vida con mi caminar”

Y de esta manera aplicarlo a nuestra vida, viviendo en el amor, la solidaridad, la honestidad, la moral, la compasión y la vida espiritual, que tanta falta hace en el mundo en el que vivimos. Con esto tratamos de comunicar que se pueden buscar otras maneras de vivir la vida descubriendo  la felicidad que llevamos dentro.

Natividad Caracuel Tirado

domingo, 14 de septiembre de 2014

PROYECTO DE VOLUNTARIADO NORTE SUR (convocatoria curso 2014-15)


Comienza el curso en el Proyecto de voluntariado Norte-Sur y de nuevo tienes la oportunidad de ponerte en marcha durante este curso y de poder compartir tu persona y tu tiempo con aquellos que más lo necesitan.

Si quieres comprometerte en un proyecto de solidaridad durante un mes o más tiempo, compartiendo  la vida y la fe en grupo...

Las Religiosas del Sagrado Corazón te ofrecemos la posibilidad de dedicar un tiempo al voluntariado internacional en un proyecto nuestro en algún país de América Latina.

Tienes toda la información de la convocatoria para este curso 2014-15 pinchando en el logo del Proyecto en la columna de la derecha en este blog.

¡Sal de tu tierra, porque alguien, en algún lugar, ya te está esperando!

sábado, 13 de septiembre de 2014

Vivir de un modo más integrado...ecos de un encuentro.

Durante 5 días, unas 70 rscj de toda Europa, hemos participado en un encuentro de formación con Lynn Levo, religiosa estadounidense de las Hermanas de San José. Aunque de diversas procedencias y diferentes etapas de formación, el tema a compartir nos unía e implicaba a todas: trabajar la afectividad para vivir de un modo más integrado y responder a la misión con mayor sentido y eficacia.
El proceso y momento de cada una nos sirvió para escuchar a Lynn desde nuestra realidad vital, en un camino que sabemos nunca termina y que estructura nuestro ser y nos ayuda a entender a otros.
Tiempo de hondo trabajo personal, de compartir, de escuchar, de respetar... El encuentro ha sido una oportunidad que seguro permanecerá en el tiempo.

Teresa Gomà, rscj

jueves, 11 de septiembre de 2014

...y para empezar música al ritmo de "15 olas"

Comenzamos curso, vivimos días de reencuentros con tanta gente con la que compartimos vida y trabajo cotidiano. En estas semanas comenzaremos también a seguir transitando los caminos de Dios en nuestros grupos, a la escucha de su Palabra que siempre nos sale al camino para más VIDA...

El grupo Ruah nos regala un nuevo CD y en él mucha vida que se intuye, que se comparte, que nos ayuda a poner palabra también a intuiciones y experiencias que vamos teniendo...

"¿Cuánto mar cabe en 15 olas?

Él sabe, Él dice, Él mueve, da, golpea, mece, te lleva y te trae… 
y en cada una de sus olas, te canta algo nuevo. 
Ninguna se parece a la anterior, pero todas provienen del mismo mar, 
del mismo Dios, y al mismo mar vuelven.
No se agotan ni se atrapan. Aquí hay 15… pero son sólo parte 
de un mar inmenso y eterno de palabras personales, 
de relación inagotable y viva.

… cuánto amor cabe en 15 encuentros?"

http://ruah-musica.blogspot.com.es/

¡Gracias Ruah por vuestra música y gracias por regalárnosla así...!
Que estas canciones nos ayuden a mecernos en nuestros momentos de oración personal o en grupo al ritmo de Dios en cada Encuentro...


jueves, 4 de septiembre de 2014

Acompañar las búsquedas...

El verano es un momento de gran intensidad para las rscj de España implicadas en la pastoral juvenil. Este año he tenido la suerte de poder acompañar dos actividades dirigidas a jóvenes adolescentes de nuestros colegios y a jóvenes universitarios.

Del 10 al 18 de Julio, 23 adolescentes de 15 a 17 años, dos rscj y dos profesores de nuestros colegios nos pusimos en camino para recorrer 150 km del Camino de Santiago. La propuesta pretendía ofrecer a los jóvenes de nuestros colegios un espacio para la interioridad, para el encuentro con Dios y con los demás, y para disfrutar de la naturaleza y del camino.

Nuestras jornadas comenzaban muy temprano, ¡en ocasiones a las 6 de la mañana cuando el sol todavía no había aparecido en el horizonte! Y después de un tiempo de oración para presentar al Señor nuestra jornada nos poníamos en camino. Por delante nos esperaban muchos kilómetros de camino (20, 25 e incluso 28 km) llenos de retos, dificultades pero también de camino compartido junto a otros peregrinos de todos los rincones del mundo. Al final de la etapa, ya al caer la tarde y después de haber descansado, nos juntábamos para reflexionar juntos en torno a un tema y para hacer una relectura de la jornada.

Nuestras pesadas mochilas, los dormitorios compartidos o las noches durmiendo en el suelo, las ampollas y las largas horas de camino fueron vividas por los jóvenes con espíritu de superación y como oportunidad para cuidar unos de otros, y para hacer experiencia de que también Jesús nos acompaña en el Camino de Santiago y en el camino de la vida.

Del 19 de Julio al 2 de Agosto nuestro compromiso con los jóvenes me llevó al Sur de España, a Roquetas de Mar (Almería). Esta zona es muy conocida por albergar la extensión más grande de invernaderos de Europa donde trabajan, a veces en condiciones muy difíciles, algunos de los miles de inmigrantes que cada año llegan a las costas españolas procedentes de África.

Junto a 12 chicas y chicos universitarios, y otros tres acompañantes adultos, intentamos acercarnos a la realidad de un barrio de Roquetas de Mar, donde la mayoría de su población es africana. Por las mañanas, tras un tiempo de oración juntos, ocupábamos las calles del barrio con actividades y juegos para los niños de 4 a 12 años. Para la mayoría de estos niños no habría otra posibilidad de pasar unas vacaciones diferentes con tiempo para la diversión y el disfrute.

Por las tardes, todos juntos, formábamos una verdadera comunidad de vida, con tiempos para la reflexión sobre la realidad de la inmigración, de oración, de acompañamiento y de revisión de vida. 

Pudimos acoger y dejarnos interpelar por el testimonio de algunos africanos que nos contaron su travesía hasta llegar a España, y desde la amistad con ellos pudimos acercarnos a sus sueños, a sus esperanzas y a su lucha por una vida mejor.

Fue un verdadero regalo para mí acompañar a estos jóvenes, que con el corazón abierto y en búsqueda se dejaron interpelar por el Evangelio y por la realidad de nuestros hermanos y amigos africanos.

Patricia Hevia rscj


lunes, 1 de septiembre de 2014

LAS DOSCIENTAS CAMINAN PA´LANTE

Llegué a Roquetas, un pueblo de Almería, lejos de mi casa (en Zaragoza), y a un barrio distinto al que yo vivo, sin conocer a nadie, salvo a otra de mis compañeras que venía como yo de Zaragoza. Reconozco que la idea de andar en solitario hacia algo nuevo me daba miedo, pero, al llegar a las doscientas me dije a mi misma: ¿de qué tienes miedo? Pues ¿no hay aquí muchísima más gente que habrá tenido esta sensación también alguna vez? Personas que llegan desde muy lejos, por lo que pude apreciar a primera vista cruzando continente africano hasta llegar a España, personas que han viajado muchas veces solas, buscando algo nuevo, buscando tener un papel aquí, en este caso en Roquetas. Esta idea hizo que me sintiera identificada con el lugar y tranquilizarme, pensar que estaba apoyada y rodeada de personas que me entenderían.

Mi labor allí ha sido participar como monitora en las colonias de día que se organizan para los niños del barrio. Dicen que un niño es lo más puro que hay en el mundo, que luego, conforme nos hacemos mayores la sociedad y nosotros mismos nos vamos contaminando. Pienso que es cierto, los niños con los que he estado estas dos semanas en las doscientas me han ayudado a encontrar la pureza en la que yo veo a Dios. Una sonrisa, un juego, un abrazo, que me han ayudado a seguir pensando que hay esperanza, que podemos, juntos, cambiar a un mundo más justo.

Y es que es importante la palabra “juntos”, en las colonias de las doscientas hicimos un verdadero trabajo en equipo. Los monitores del barrio son ayuda fundamental, porque ya conocen a muchos de los niños y también conocen el propio barrio, son el nexo que me ayudó a integrarme y a sentirme como en casa. Y los que veníamos de fuera traíamos ideas y actividades nuevas que dinamizaran el día a día de estos niños.
Un buen trabajo en equipo tiene una consecuencia: los amigos. Y es que me he sentido desde el primer momento acogida por personas maravillosas que recuerdo día a día y echo de menos, y eso son los amigos. Personas que además me han abierto su corazón y han compartido su vida y recuerdos, por duros que fueran.

Otro aspecto fundamental de mi experiencia en este campo de trabajo han sido las actividades que realizábamos por la tarde, que completaban un verdadero conocimiento de la realidad del barrio y de las personas que lo habitan. Resulta paradójico vivir en la era de la información, las redes sociales, etcétera, y sentir que no sabes nada sobre el mundo en el que vives. Cada uno tenemos nuestro pequeño mundo, y es necesario salir de él y conocer otras realidades. Así pues la charla con los padres blancos, la visita a los invernaderos, los testimonios del duro viaje que hay que pasar hasta llegar a España, etcétera, son vivencias que completaron la desconocida visión con la que venía sobre las emigraciones a España, el trabajo que desempeñan aquí, y los sinsentidos y trabas que muchas personas tienen que sufrir. Esto despierta en mí unas ganas de vivir la vida con una actitud activa ante la injusticia.
Vivir, si tuviera que resumir esta experiencia con una palabra sería: vida. Vida es lo que he sentido jugando con los niños de las doscientas, riendo con las personas que allí viven, es un barrio vivo, con gente joven, un barrio lleno de sueños, de futuro, un barrio que camina hacia delante, un barrio que me carga las pilas de vida.

Mi viaje llegó a su término, era hora de volver, bajé del tren que me traía desde Almería a Barcelona, y allí visité un museo en el que me encontré este párrafo que me ha ayudado a poner en palabras todo lo que llevo dentro y nunca tendré suficiente para expresar:
“¿Y al llegar qué? ¿Qué hay al final de un viaje? Si el viaje ha sido productivo supone un cambio, a veces individual, a veces que afecta al conjunto de la sociedad. Los viajes nos ayudan a construir la imagen del mundo, a conocer la diversidad de la naturaleza y de las personas que pueblan el planeta. Como un inmenso rompecabezas, cada viajero aporta una pequeña pieza de este retrato, una historia que sirve para conocer mejor al otro. Cuando acabamos un viaje somos diferentes.”
Así pues animo a todo el mundo a que sea viajero y ayudemos al que desea viajar y así sigamos el eco de las voces que vamos encontrando en el camino.


                                                                       Claudia Pellegero García

Archivo del blog