"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

Buscar en el blog

sábado, 30 de agosto de 2014

PASTORAL RSCJ EN SEPTIEMBRE 2014

Días 6 y 7: Reunión del equipo de la Red de Pastoral en Barcelona.

Días 13 y 14 : Se reúne el equipo del Proyecto de solidaridad Norte Sur en Madrid.

Fin de semana de discernimiento vocacional en Madrid (comunidad de Tetuán). Tenéis la información en el blog en el siguiente enlace: http://pastoralrscj.blogspot.com.es/2014/08/ser-rscj-hoy.html

Días 20 y 21: Encuentro  de rscj que trabajamos en pastoral juvenil y vocacional en Madrid (Chamartín).

Día 27 : Encuentro de coordinadores de los Grupos Barat de cada colegio en Madrid (Chamartín).



jueves, 28 de agosto de 2014

Porque...todo lo que das se multiplica y lo que no das se pierde.

Os compartimos algunas líneas de  la experiencia que una de las voluntarias del proyecto Bantabá escribe a una de las rscj de la comunidad de Almería.


Las Norias, tierra de llegada, de acogida, de luces y sombras. Tierra de mar, un mar que no conoce el azul, ni las olas y su sal es el sudor de aquellos que dejaron su tierra, la de sus padres, lanzándose junto a sus sueños al mar.

 
Es curioso como en ocasiones creemos ser jueces y dueños de una tierra que no nos pertenece.
He vivido muchas cosas, muchas sensaciones….todo está un poco revuelto aún. No puedo dejar de acordarme de sus caras, de cada uno de ellos. Que alegría recordar que al caminar por la calle los niños me parasen y preguntasen “maestra ¿dónde vas?” y que curiosa sensación de plenitud.
Los días han ido pasando y poco a poco me he ido acercando más a una realidad que existe aunque a veces nos empeñemos en cerrar los ojos y hacer oídos sordos, quizás porque es demasiado sangrante o quizás porque siempre resulta menos dolorosa a través de un cristal. Me resulta complicado  pensar que todo esto pasa y seguirá pasando cuando me marche. Que loco y que curioso es el mundo  y que maravilloso a su vez. Que injusto en momentos… que duro es aceptar su sufrimiento y aprender a acompañarles sin partir de la lástima ni del juicio. Que difícil aceptar el mundo y a la vez luchar por cambiarlo.                 
                                                                   
Ha sido difícil pasar de la rabia al trabajo, pues como me dijo una buena persona, en la vida hay que enfrentarse a las adversidades y quien se estanca en la queja no avanza.



                                    Qué valor  vuestro trabajo. Todas las noches me repetía que Dios me había puesto aquí para cambiar las cosas, para ser un punto de inflexión, para avanzar… y ahora no puedo parar de reír al recordarlo, que egocéntricos somos a veces. Aquí he aprendido a apreciar lo pequeño, el valor de los detalles, de las sonrisas cómplices y sobre todo a buscar a Dios en lo pequeño, porque ahí se encuentra, se hace físico en sus rostros, en su sudor tras horas de agotador trabajo en el invernadero, en la sonrisa de los niños, en la ilusión de aquellos que aprenden, en el orgullo de quien muestra su casa como una obra de arte, arte de plásticos y maderas viejas, en las manos de todos vosotros que dais la vida por los demás.
He aprendido mucho de ellos; unas veces con la soledad de sus miradas, otras con la alegría de sus compartires pero siempre con el asombro de sus manos abiertas a quien llega.                   

He aprendido de la bondad que me inspiráis y sobre todo de la palabra maestra de esta experiencia… DIGNIDAD. . Gracias  por ayudarme a mirar, a no correr, a traer las manos vacías, los ojos abiertos y el corazón dispuesto. Porque… todo lo que das se multiplica, y lo que no das se pierde.

Beatriz  Guinda Iriarte (Pamplona)

                                                                 

martes, 26 de agosto de 2014

Sonrisas que acercan el amor de Jesús y llegan al corazón

Nagore, voluntaria del proyecto Norte Sur, nos comparte cómo está siendo su experiencia en Reconquista (Argentina) en la comunidad de La Cortada.

"Seño, seño, seño… Es lo que más se escucha por el barrio, cada vez que salimos a caminar. He tenido la suerte de llegar al barrio de La Cortada en Reconquista. Un barrio humilde en donde los niños aparecen por cualquier esquina, reclamándote un beso y un abrazo con su mejor sonrisa.

La experiencia me esta enseñando mucho en todos los aspectos de mi vida. Cuando llegué lo hice con dos objetivos, conocer la vida comunitaria y poder vivir el día a día desde ella, y participar en  otra realidad, fuera de mi entorno y de mi rutina.

A día de hoy puedo decir que estoy disfrutando de las dos.
Para mi era importante ver si podía encajar dentro de una vida comunitaria, sentirme cómoda con las hermanas, convivir con gente diferente a mí, y de diferentes generaciones y sobre todo poder descubrir a Jesús en esta vida.
Me siento muy acogida en la comunidad, compartiendo el día a día con ellas, oraciones, re-lecturas, compartiendo lo más íntimo que tenemos cada una, y descubriendo lo grande que es el Amor de Jesús, que nos une y  nos invita a seguir dándonos en nuestro día a día con la gente que nos rodea, nuestro barrio.

Estoy participando en todas las actividades con las hermanas. Desde apoyo escolar tres días por semana mañana y tarde, donde acuden los chicos de primaria. Trabajamos desde una educación popular, centrándonos en cada niño en su globalidad,  y partiendo de sus carencias afectivas, que muchas veces dificultan su aprendizaje.
Los martes y jueves por la tarde compartimos con el grupo de adolescentes, chicos del barrio, que la vida les ha llevado por diferentes caminos, la mayoría están dentro del mundo de la droga. Les ofrecemos un espacio en el que poder desconectar, juegos de mesa, percusión… 
Los miércoles vamos a la cárcel con la pastoral penitenciaria, se trata de compartir tiempo y charla con los presos.
Y los sábados tenemos un par de talleres de música y cuenta-cuentos con los chicos del callejón.

Teniendo en cuenta todas las actividades programas que tenemos, más todo lo que va surgiendo en el día a día, esta siendo una experiencia muy completa. Estoy muy feliz participando en cada uno de los proyectos, y viviendo en el barrio. Conociendo cada familia, cada niño, cada historia….
El comienzo no fue fácil, es un contraste muy grande con mi vida en Bilbao, pero a día de hoy soy muy feliz.

He descubierto lo grande que es el Amor de Dios y el dejarse tocar el corazón. El compartir con la gente más sencilla, que me abre los ojos y me llena, enseñándome lo que es verdaderamente importante y sobre todo poder descubrir que es a lo que me llama Dios en mi vida y desde donde quiero vivirla.

Doy gracias a Dios cada día por poder disfrutar de este regalo, de esta vida compartida, y de este paso más en mi búsqueda. Porque me acompaña y me guía en mi día a día, y soy feliz.
Me quedo con todas las sonrisas que voy encontrando por mi experiencia, sonrisas que marcan, alegran y contagian, sonrisas que acercan el amor de Jesús y llegan al corazón.

Un abrazo muy grande desde Reconquista".



miércoles, 20 de agosto de 2014

Jamás retroceder...(Camino de Santiago europeo 2014)

Aprendí que el camino es la vida misma, te topas con algunos por un segundo, y otros permanecen todo el camino. Los demás ayudan a reducir el dolor. Cada quien decide cómo vivirlo, pero sin importar las circunstancias, hay que seguir siempre adelante, jamás retroceder, llegar al final vale la pena, confiando siempre en que Dios va a tu lado. ¡BUEN CAMINO!!!

Miriam Flores (peregrina mexicana)

domingo, 10 de agosto de 2014

Ser rscj hoy...

Aun en tiempo de verano os hacemos llegar una propuesta para comenzar el curso en clave de discernimiento, abriendo el horizonte a Dios, a sus preguntas, a sus llamadas, a nuestros deseos, a las respuestas...

Os proponemos conocer algo más de nuestra vida compartiendo un fin de semana con una de nuestras comunidades en Madrid.

martes, 5 de agosto de 2014

De lluvia y de sol...





En tiempos de sol, en el verano, releer la vida, darnos cuenta de nuestros tiempos de lluvia y de sol y disponernos para que todo el año podamos pintar los miedos de todos los colores...