"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia" (Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús. Capítulo 2008)

jueves, 29 de agosto de 2013

Merece la pena el camino...

"El camino de santiago ha sido una experiencia muy buena, además de un reto personal, que al final se hacía llevadero gracias a las demás personas que durante el camino ibas conociendo y era magnifico. No sé cómo habrán sido otros años, pero este camino ha sido muy bueno ya no solo por la satisfaccion de haberlo conseguido sino por el grupo que se formó y la verdad es que merece la pena repertir! "
 Jorge Alvargonzález.
(Colegio de Rosales- Madrid)

domingo, 25 de agosto de 2013

UN LUGAR LLAMADO BANTABÁ

Celia Alameda  (Granada)                                                             
               
A escasas dos horas de mi ciudad natal hay un lugar de encuentro llamado Bantabá. La hermana Pilar, nos acoge con los brazos abiertos para presentarnos esta realidad.
                Un mar de plástico blanco envuelve Santa María y Las Norias, bajo el que trabajan cada día cientos de inmigrantes a máxima temperatura. Reciben clases de español en cuatro niveles distintos de la mano de voluntarios/as; la mayoría de éstos repiten la experiencia cada año.
                El que fuera alumno en su día es hoy el profesor de las clases de informática que también se ofrecen en este centro, aunque la principal asignatura que se da es esa filosofía del derecho que no se imparte en ninguna facultad. Esa defensa permanente por la justicia social, cuya voz la pone hoy la hermana Pilar, adivinando los derechos reclamados por ese coro de  “ morenos” angelical, que en la eucaristía del quince de agosto te traslada al corazón del África septentrional.
               Degustar un té con dulces típicos del recién acabado Ramadán, en una familia que nos abre sus puertas, nos sienta a conversar con esa mirada de esperanza y sufrimiento, ese querer volver a sus tierras habiendo cumplido legalmente su sueño.
              Es el Dios de los “morenos”, de los más claritos y de los menos. Es el Dios que gustamos y vemos en este maravilloso lugar de encuentro.

lunes, 19 de agosto de 2013

UN CAMINO QUE TRANSFORMA

Mariola Vera, rscj

A finales del pasado mes de julio, un grupo de 23 jóvenes, venidos de los colegios de Granada, Chamartin y Rosales, respectivamente, y acompañados por tres laicos y dos Religiosas del Sagrado Corazón, emprendimos la aventura del camino de Santiago. Recorrimos 6 etapas, desde Sarria hasta Santiago de Compostela, lo que supuso unos 116 Km. en total.

            El camino es, sin lugar a dudas, una oportunidad de encuentro:

v  Con Jesús de Nazaret, que se hace compañero de camino, que camina a nuestro lado, que nos ofrece su Amor incondicional y nos promete que estará siempre con nosotros.

v  Con una/o misma/o. El camino es reflejo de la propia vida, con sus luces y sombras, sus logros y fracasos, sus esperanzas y cansancios. Es una oportunidad de conocernos si vamos con la disposición de entrar en nuestro interior.

v  Con los otros. El camino nos ofrece la posibilidad de encuentro y relación con los demás, con los compañeros de grupo y con otros peregrinos, que se ponen en camino por distintos motivos, pero a quienes el mismo, les deja una huella imborrable.

v  Con la naturaleza, hemos disfrutado de la maravillosa naturaleza que nos regala la Galicia profunda, con inolvidables paisajes y una vegetación autóctona de la zona.

Mientras íbamos de camino, conocimos la terrible tragedia acontecida en Santiago con el accidente de tren. Nos sentimos muy unidos a las víctimas y sus familias. Quisimos llevar como símbolo un crespón negro que expresaba nuestro duelo por los fallecidos.

Y llegamos a Santiago, donde fuimos acogidos por la comunidad de Religiosas del Sagrado Corazón que allí residen. Les agradecemos su cálida y generosa acogida, y su disponibilidad e interés.

El camino no termina en Santiago, continua en la propia vida, hay quien afirma, que es justo en Santiago donde comienza el camino. Quisiera concluir con las palabras, que nos hizo llegar una de una de las madres: “Mi hija está feliz y llena de ese espíritu que sólo experiencias como éstas proporcionan”.

Doy gracias al Dios peregrino por caminar a nuestro lado, por acompañarnos, alegrarnos y hacernos sentir su Presencia.

sábado, 17 de agosto de 2013

A la temperatura del Evangelio..."He venido a traer fuego a la tierra" Lc 12, 49

 
Y en esta víspera de Domingo, es como si escuchara a Jesús decirme: he venido a traer amor y pasión, riesgo y audacia, he venido a traer el fuego que desprende una vida cuando no se vive a medias tintas; he venido a traer el calor de la Palabra que arde en el corazón, en las manos y en las opciones de los/as que se dejan tocar por ella…
Y siento algo dentro de mí que se remueve, que me confronta con la pasividad y la vida acomodada en la que me descubro a veces, que me empuja desde dentro a no rendirme a lo que es sino a seguir siendo buscadora de una vida, unos gestos, unas presencias y unas relaciones más a la temperatura del Fuego del Evangelio.